Escudo de la universidad USMP

Noticias USMP

Elige una categoría:

Universidad de San Martín de Porres distinguió como Doctor Honoris Causa al Dr. Ricardo Alonso Garcia

Universidad de San Martín de Porres distinguió como Doctor Honoris Causa al Dr. Ricardo Alonso Garcia

En reconocimiento a su extenso aporte en el campo jurídico, el Dr. Ricardo Alonso Garcia, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, recibió la distinción de Doctor Honoris Causa de la Universidad de San Martín de Porres, en una ceremonia que congregó a diversos académicos vinculados al ámbito jurídico, político y cultural, así como autoridades de la universidad y alumnos.

La ceremonia desarrollada en el auditorio Focum Culturae el 19 de setiembre, inició con la instalación de la mesa de honor, la cual fue presidida por el Ing. José Antonio Chang Escobedo, Rector de la USMP, quien estuvo acompañado por los Vicerrectores y Decanos de las Facultades de nuestra Universidad.

En ese contexto, el Decano de la Facultad de Derecho, Dr. Ernesto Álvarez Miranda, fue la autoridad encargada de dirigir al Doctorando hacia el auditorio y acompañarlo a la mesa de honor, exponiendo después el Laudate, en el que mencionó las razones y méritos ostentados por los cuales se le otorga el grado de Doctor Honoris Causa al Dr. Ricardo Alonso Garcia.

“La brillante carrera docente e investigadora del Doctor Alonso García es muy respetable y renombrada en todo el mundo. Actualmente es Decano de la Facultad de Derecho y catedrático de Derecho Administrativo y de la Unión Europea en la Universidad Complutense de Madrid, su alma mater. Sin embargo, me gustaría remontarme muchos años atrás, ya que es necesario destacar que desde muy joven mostró vocación por sus actividades académicas, siendo su padre una de sus mayores influencias: el renombrado y distinguido catedrático Manuel Alonso Olea, también distinguido como Doctor Honoris Causa de nuestra universidad”, sustentó.

Asimismo, expresó que el doctorando logró la licenciatura en 1986, con una tesis que obtuvo la máxima calificación de “sobresaliente”, posteriormente, accedió a diversas becas para realizar su tesis doctoral titulada “Hacia un ius publicum commune europeo” bajo la dirección del doctor Tomás Ramón Fernández Rodríguez, por la cual obtuvo la máxima calificación “Apto cum laude por unanimidad” y el Premio extraordinario de tesis doctorales en Derecho Público de la Universidad Complutense de Madrid en 1988.

 “Al respecto, es pertinente profundizar, que el profesor Ricardo Alonso es un referente en el análisis del proceso de integración del derecho comunitario europeo en los ordenamientos nacionales internos, y en su tesis doctoral analizó el mecanismo de la cuestión prejudicial a través del cual el Tribunal de Justicia de la Unión Europea resuelve toda duda sobre la interpretación del derecho comunitario que pudiera tener el juez o tribunal nacional”, fundamentó.

Desde aquella época –explicó– en el marco del proceso evolutivo de la integración europea, por su perfil académico realizó diversas estancias de investigación, destacando su participación como investigador en el Centro de Estudios de Derecho Europeo de la Universidad de Harvard y, como resultado, publicó el libro “Derecho Comunitario: sistema constitucional y administrativo de la Comunidad Europea”, lo cual le permitió a la edad de 34 años acceder a la condición de profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. 

“Al respecto, para exponer de una mejor manera la línea de pensamiento y contribuciones al Derecho que viene realizando don Ricardo Alonso García, me permitiré desarrollar brevemente las ideas principales de una de sus más grandes obras: Sistema Jurídico de la Unión Europea, en la cual nos presenta una completa y actualizada exposición de los problemas constitucionales que surgen en el proceso de integración. Además, en la obra se examina críticamente la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y se discute sobre el proceso decisorio en el derecho nacional, respecto a la aplicación del principio de autonomía, y los límites que ella impone al Derecho de la Unión”.

En ese sentido, indicó que son notables las aportaciones del Doctor Ricardo Alonso García hacia el Derecho y diversos los temas que a largo de los años ha investigado y publicado. Solo por nombrar algunos, ha sido galardonado con el premio de Estudios Jurídicos Europeos Eduardo García de Enterría en 2015, es miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española para el Estudio de Derecho Europeo, Codirector de la Revista Española de Derecho Europeo (Thomson Reuters Civitas), y Vocal, entre otros, del Consejo de la Revista de Derecho Comunitario Europeo y de la Revista de Administración Pública del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, así también, fue incorporado como Doctor Honoris Causa en la Universidad de Buenos Aires, Universidad de Córdoba Argentina y Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

“A través de su destacada trayectoria en la comunidad jurídica internacional, podemos apreciar que el doctor Ricardo Alonso García es un académico brillante, que ha puesto sus conocimientos al servicio de la democracia y los procesos de integración”, finalizó.

Posteriormente se invitó al Doctorando, a ponerse frente a la mesa de honor para recibir del Rector la medalla y el diploma que lo acredita como Doctor Honoris Causa de nuestra casa de estudios:

Distinguido Dr. Ricardo Alonso García, en testimonio de reconocimiento de vuestros relevantes méritos profesionales puestos de manifiesto a través de su sólida formación jurídica y en valores, dirigida a su labor de investigador y de docente a favor de la causa Europea, haciéndonos comprender el importante entramado jurídico de esa institucionalidad, que crea la supranacionalidad y lo que ello significa en términos políticos y sobre todo jurídicos. 

Así como su aporte a los procesos de integración de América Latina, a los cuales ha aportado a través de escritos y foros. Habiendo tenido el rol de Coordinador Científico de las Cortes Supremas del Merco Sur, para aspectos de integración.

Por su valiosa relación académica e institucional, con Tribunales de Justicia y Universidades de nuestra Región, constituyéndose en el más sólido puente con el continente americano en lo profesional y personal.

Y en virtud de la autoridad que me está conferida os admito e incorporo al claustro de Doctores de la Universidad de San Martín de Porres como Doctor Honoris Causa y en señal de ello, os impongo la medalla y entrego el diploma para que se le reconozca como tal.

Acto seguido el Doctorando agradeció a la Universidad por el grado otorgado, y realizó su ponencia que tuvo como título  “El traje nuevo del Tribunal Constitucional (o el Tribunal Constitucional desnudo”, a través del cual expuso, recurriendo metafóricamente, al cuento de Hans Christian Andersen, sobre la evolución del rol (el traje) del Tribunal Constitucional español (el emperador), como consecuencia de la progresiva europeización del ordenamiento jurídico, incluido el de rango constitucional, el cual ha llevado aparejada la progresiva desnudez del TC en términos competenciales.

“El TC contribuyó, creo que de manera un tanto inconsciente, en la confección misma de su nuevo traje, aportando un discurso propio con el cual rematarlo; lo que no fue óbice para que, a medida que fue tomando conciencia de su vaciamiento competencial, comenzara a parchar la desnudez de su novedoso ropaje europeo con los retazos de su tradicional vestimenta nacional (a diferencia de la persistencia del emperador, según la versión del escritor danés, en su propio paso, una vez advertido el ardid del traje en la realidad invisible”, sustentó.

En ese sentido, explicó que el control concentrado de constitucionalidad de la ley cederá el paso, tras la adhesión de España en 1986 a las entonces Comunidades Europeas, a un control difuso de europeidad de la ley, en manos del juez ordinario.

Por otro lado, tras la entrada en vigor en 2009, con la reforma de Lisboa, de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, la utilización del catálogo nacional de derechos fundamentales quedará desplazado, desnudando al Tribunal Constitucional de sus competencias en el contexto de los recursos de amparo, en los ámbitos del ordenamiento jurídico interno europeizados, esto es, cubiertos por el radio de acción del Derecho de la Unión. Frente a ambos procesos de vaciamiento de funciones del TC, a resultas de los cuales éste se ha ido revistiendo de un traje competencial cada vez más invisible, el emperador, como señaló, ha comenzado a reaccionar, recuperando cierta visibilidad en su vestimenta mediante su control a su vez ejercitado por el juez ordinario sobre la ley, y a través de las modulaciones que ha ido introduciendo en el empleo de la Carta de Derechos de la Unión a los efectos de articular posibles recursos de amparo.

“Al desplazamiento de su protagonismo en el contexto del control sobre la ley impuesto desde Europa, sumó a nuestro TC un cierto desdén hacia dicho control con fundamento, a su entender, en nuestro propio sistema constitucional. Concretamente, a partir de una lectura del artículo 93 de la Constitución marcada por una reducción de su alcance a un nivel puramente orgánico-procedimental (STC 28/1991: “el precepto constitucional, de índole orgánico procedimental, se limita a regular el modo de celebración de una determinada clase de Tratados internacionales)”, detalló.

Casi paralelamente en el tiempo a la referida relectura de texto constitucional –mencionó– el TC va a comenzar a centrar su atención en las decisiones de los jueces ordinarios de inaplicar, por su propia autoridad, las leyes por contrarias al Derecho europeo, iniciando así, como adelanté, una suerte de reconfección de su traje europeizado, recurriendo a retales propios de su ropaje tradicional. Concretamente, abriendo la vía del recurso de amparo, por vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva proclamado en el artículo 24 de la Constitución, frente a aquellas decisiones del juez ordinario de inaplicar leyes por supuestamente contrarias al Derecho de la Unión sin tener la certeza de tal contradicción, habida cuenta de las dudas que suscitaría la interpretación de la norma de la Unión utilizada como parámetro de europeidad.

“Junto con la pérdida de protagonismo del TC a la hora de controlar la europeidad de la ley, que ahora intenta recuperar por la referida vía indirecta de fiscalización de los jueces ordinarios al ejercitar éstos dicho control, el TC verá disminuido su rol en nuestro sistema de justicia a través de otras consideraciones igualmente vertidas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre las relaciones entre las leyes nacionales y el Derecho de la Unión”, detalló.

Así, el Tribunal ha llegado a afirmar recientemente, en febrero de 2022, que no cabe imponer un juicio positivo de constitucionalidad, emitido por un Tribunal Constitucional (Errel caso, rumano), a los efectos de excluir un juicio negativo de europeidad, de la ley en cuestión, por parte de los jueces ordinarios.

“Tribunales Constitucionales tan significativos como el alemán o el español, han impuesto a los jueces ordinarios la obligación de priorizar el planteamiento de la cuestión prejudicial frente al planteamiento de la cuestión de inconstitucionalidad, en caso de doble duda acerca de la europeidad y la constitucionalidad de la ley, al considerar, según tiene declarado nuestro TC, que “la eventual incompatibilidad de la ley nacional con el Derecho de la Unión sería causa de la inaplicabilidad, por tanto faltaría una de las inconstitucionalidades, que la norma con rango de ley cuestionada sea aplicable al caso”, finalizó.

Por último, agradeció la investidura otorgada por la USMP, por la cual se sentía profundamente honrado y agradecido.

A su turno, el Rector de la USMP, el Ing. José Antonio Chang Escobedo, sostuvo que es trascendental reconocer la importante trayectoria del Dr. Ricardo Alonso Garcia que celebramos con mucha satisfacción porque nos sumamos al destacar los inmensos méritos que en su país y el mundo ha conquistado.

“El profesor Alonso con inteligencia fina y formación jurídica sólida abrazó la causa europea y dedicó su labor de docente a entender y difundir el potente entramado jurídico de la supranacionalidad y todo lo que aquello significa, tanto en términos políticos como en términos jurídicos”, destacó.

Desde su tesis doctoral, expresó, sus reflexiones han cubierto esos campos y tampoco le han sido ajenos los procesos de integración en América Latina a los cuales ha aportado a través de escritos y participación en foros.

“El profesor Alonso tiene una valiosa relación académica e institucional establecida bajo el Decanato de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, con universidades y tribunales de justicia de nuestra región. Esta cooperación es altamente apreciada por nuestra universidad”, finalizó.

Santa Anita, 20 de setiembre de 2022
Oficina de Relaciones Públicas
e Imagen Institucional
rrpp@usmp.pe

Previous
Next